Reservaahora tu viaje

Seleccionar página
Ojos

Reno y Husky (fotoReno:JuhoKuva-fotoHusky:MikkoRyhänen-VisitFinland)

El maltrato animal es un tema que da para mucho. Es un debate abierto con muchos matices. Bajo mi punto de vista el maltrato animal depende de lo criminal que sea la persona que tiene animales a su cargo.

Desde antaño los seres humanos hemos utilizado animales para diferentes fines laborables sin que este hecho en sí mismo sea sinónimo de maltrato. Otra cuestión es lo que cada persona pueda hacer en la intimidad, o no, con sus animales y como en nuestro Planeta hay de todo, en Finlandia también se han dado casos, aunque puedan ser puntuales. Lo que esta claro es que la sociedad finlandesa en general también se destaca por como cuida a sus animales. En Finlandia no hay masacres de perros cuando se termina la temporada de caza o cuando un perro husky supera una cierta edad. No hay abandonos masivos de perros al inicio de las vacaciones, así como tampoco se hacen festejos que involucran el sufrimiento de cualquier animal.

RENOS Y PERROS HUSKY SIN MALTRATAR

Hoy en día, adiestrar a un animal para que trabaje es un tema delicado que hiere la sensibilidad de algunas personas. Voy a centrarme en los renos y perros husky y voy ha exponerlo según mi experiencia en Laponia. Sé que hay gente a la que no le gusta ver a los animales encerrados, atados, vestidos, humanizados o realizando cualquier actividad que no sean propias de su naturaleza primaria.

Reno y Sami

Reno y Sami. Los seres humanos que antaño llegaron a Laponia sobrevivieron gracias al reno. (foto:MikkoRyhänen-VisitFinland)

El reno y el perro husky son dos animales que aparte de vivir en zonas polares no se parecen en nada. Mientras el reno trabaja por resignación (este detalle me recuerda a alguien), el perro husky lo hace porque le encanta salir de excursión (seguramente esta afición le viene después de miles de generaciones haciendo lo mismo).

Cuando un reno llega a una cierta edad se sacrifica como cualquier animal destinado para la alimentación. En cuanto a los perros husky, cuando llegan a una edad que no pueden trabajar se retiran de varias maneras: pueden ser los “profesores” de los pequeños husky, se pueden regalar a personas que los cuidan hasta el fin de su vida o se pueden sacrificar. En este ultimo caso será un veterinario el que autorice la acción pues todos los perros husky están registrados y la ley finlandesa regula esta actuación.

La musher Tinja Myllykangas y dos de sus perros

La musher Tinja Myllykangas y dos de sus perros (foto:AnttiViitala-VisitFinland)

Entendiendo el maltrato como el castigo y la tortura de cualquier animal y puedo decir que en Laponia no se maltrata a los renos y huskys que trabajan con los turistas que visitan esta fantástica tierra. Cualquier persona que haya viajado a Laponia seguro puede ratificar lo que afirmo y las personas que algún día se decidan a venir podrán ver con sus propios ojos a lo que me refiero.

A LOS RENOS NO LES GUSTA TRABAJAR

Reno con arnés preparado para salir de excursión

Reno con arnés preparado para salir de excursión (foto:JuhoKuva-VisitFinland)

Que los renos tiren de un trineo para transportar personas y cosas es algo que tiene casi tantos años como el tiempo que los Sami llevan viviendo en Laponia. En la actualidad ya no es necesario este tipo de ayuda (gracias a los vehículos a motor) y algunas granjas realizan esta actividad como atracción turística.
Amaestrar a un reno para que trabaje es muy lento y necesita de mucha paciencia, entre dos años y medio y tres años para ello. Los renos son animales salvajes y cuando los amaestran siguen siendo, como menos, medio salvajes y las excursiones que se hacen con ellos conllevan ciertas normas que hay que cumplir, como por ejemplo no gritar, no correr a su alrededor o no tocarles. Algunos renos tienen un carácter más dócil y se pueden tocar pero siempre con cuidado de no tocar la cabeza o hacerles cosquillas pues si mueven la cabeza, sin querer nos podrían lastimar con los cuernos.

Safari de renos en Salla

Safari de renos en Salla (foto:ÀlexS.Casanovas)

Cierto es que, igual que a mi, a los renos no les gusta trabajar y después del largo y paciente periodo de amaestramiento los renos se resignan a ello. En este sentido los renos son animales muy delicados que hay que tratar con cuidado y solo los granjeros de renos saben como hacerlo. Son animales muy fuertes y para un reno adulto, tirar de un trineo cargado con dos personas adultas y dos niñas supone un esfuerzo que perfectamente puede realizar durante muchos kilómetros sin temor a lesionarse.

LOS PERROS HUSKY QUIEREN IR DE EXCURSIÓN

El mushing es el termino que se utiliza para describir la actividad que se desarrolla con los perros husky. Alrededor del mushing por un lado hay mucha controversia y por otro hay mucha presión del colectivo animalista.

Durante 6 meses estuve trabajando en una granja de perros husky y puedo asegurar que a los perros se les cuida muy bien. En primer lugar porque quien tiene y trabaja con perros ama a estos animales y luego el hecho de depender totalmente de ellos para su economía es motivo para que los perros estén en perfecto estado físico.

Safari con huskys en Harriniva

Safari con huskys en Harriniva (foto:RafaelPérez-VisitFinland)

A los perros husky les encanta salir de excursión y tirar del trineo, son unos fanáticos deportistas y cualquiera que haya tenido la experiencia lo podrá confirmar. Además, cuando un husky esta cansado simplemente deja de tirar y no se puede hacer nada de nada para que tire, simplemente hay que quitarlo del equipo porque sino se deja arrastrar.

Durante las competiciones de resistencia tipo Iditarod, Yukon Quest o Finnmarkslopet, los equipos mejor entrenados pueden hacer tiradas de 200 kilómetros en un día y al día siguiente hacer otras de más de 150 kilómetros. Para entender la capacidad de los huskys, puntualizo por ejemplo, que el equipo ganador de la Finnmarkslopet 2017, realizo los 1.000 kilómetros en 6 días y 9 horas. A esto hay que tener en cuenta las dos paradas obligatorias de 16 y 10 horas respectivamente. Es decir un total de 127 horas activas a las que hay que descontar las paradas aleatorias para comer y dormir.

En el siguiente video: Aliy Zirkle en el difícil tramo de “Happy river steps” durante la Iditarod 2010.

 

Debido a la enorme presión de los grupos animalistas y para proteger a los perros lo mejor posible, las normas de estas carreras son muy estrictas y en cada punto de control hay un equipo de veterinarios que ausculta a todos y cada uno de los perros y al mínimo síntoma de agotamiento físico o inicio de lesión lo retiran.

En cuanto a los perros que trabajan en las granjas de Laponia, cada día aproximadamente pueden realizar entre 40 y 60 kilómetros como mucho y suelen descansar, en condiciones normales, un día por semana. Es decir que si a estos los comparamos con los perros de élite, resulta que recorren distancias diarias completamente aceptables para su capacidad física.

UN ASUNTO CON OPINIONES DIVERSAS

Bueno, como he dicho al principio, este tema da para mucho debate. Este post es simplemente para aportar un poco más de información al respecto. Podría seguir escribiendo pero, igual que los renos, no me gusta trabajar y pienso que ya esta bien por ahora 🙂