Reservaahora tu viaje

Seleccionar página

“Sauna” es la palabra finlandesa que más se ha exportado tal cual, sin ningún tipo de modificación, a otros idiomas. Supongo que pasa algo así como con “siesta” en España, que en muchos sitios usan la palabra en español, aunque tengan su correspondiente en su propio idioma.

En Finlandia existen más de 2 millones de saunas, un dato significativo para un país con poco más de 5 millones de habitantes.

Existen tres tipos fundamentalmente. Las más modernas son las saunas con estufa eléctrica. Estas son las que suelen montarse en los pisos y en las casas en general. Aunque la sauna finlandesa es una sauna seca (si la comparamos por ejemplo con los baños turcos), es en la sauna eléctrica en la que se genera al ambiente más seco de todos. Entre las eléctricas destacan las saunas aina valmis (siempre listas), que se caracterizan por la rapidez que alcanzan la temperatura ideal para su uso. Estas pueden alcanzar los 80 grados en cuestión de minutos.

Vendrían después las saunas de leña. Estas saunas suelen construirse en cabañas junto un lago o a la orilla del mar. Se calientan quemando leña en su estufa. Es una sauna más tradicional y, para mis gusto, más agradable que la sauna eléctrica. Son algo menos secas y, como digo, normalmente están en un bonito entorno que hacen que la (buena) experiencia de la sauna se tripleque.

sauna finlandesa

Sauna finlandesa

 

Pero las saunas más tradicionales y las que nos remontan al origen de las suanas son las  saunas de humo. Según dicen, el origen de esta costumbre se remonta a los siglos V-VIII. Cuentan que al final de la cosecha, los campesinos metían el grano en una cabaña donde se hacía un fuego cuyo humo se guardaba en el interior de la cabaña por horas. Este humo generaba una película sobre el grano que lo mantenía en buenas condiciones por más tiempo. Una vez se retiraba el humo, los campesinos aprovechaban la estancia caldeada durante horas, para darse el baño de final de la cosecha. Este tipo de saunas son las menos numerosas en la actualidad y para calentarlas hace falta, según el tamaño, entre 4 y 9 horas. La más bonita que conozco es la de Herrankukkaro, junto a Turku, cuya construcción se adentra parcialmente en los pies de una colina rocosa; Al otro lado del país, al norte,  encontraríamos las de Kakslauttanen, la más grande de ellas con capacidad para 1o0 personas. Las saunas de humo tienen un olor muy característico debido su forma de calentarse, manteniendo el humo tantas horas en su interior. Por supuesto, el humo se deja salir antes de tomar la sauna.

De vuelta a la actualidad, habría que mencionar otro tipo de sauna de lo más ingenioso. Se trata de la sauna de hielo de Rukasalonki, en Kuusamo. Esta sauna está construída totalmente en hielo y situada sobre el lago (congelado) de Salonkijärvi. Sauna de hielos encontraremos también en Rovaniemi (ver al final del post las entradas relacionadas)

La sauna no es un sólo un sitio donde entrar en calor o relajarse. Las saunas son eventos sociales o familiares donde charlar sobre qué tal ha ido el día o la semana, donde tomarse una cerveza con amigos antes de salir de marcha o donde se cierran grandes acuerdos entre empresas. No es raro en Finlandia que una empresa organice una reunión con sauna incluida para los participantes en la misma.

Espero que esto te ayude a elegir tu sauna favorita cuando vengas a Finlandia. En otra ocasión hablaremos daremos algunos consejos para disfrutar la sauna al máximo.

¿Te has dado alguna vez una sauna? ¿De qué tipo? ¿Te gustó la experiencia?

Entradas relacionadas: La suana de hielo, la sauna de hielo de Rovaniemi (precios)