Reservaahora tu viaje

Sauna de hielo del Arctic Snow Hotel (Rovaniemi). Foto: Suvi Pasma

Sauna de hielo del Arctic Snow Hotel (Rovaniemi). Foto: Suvi Pasma

Todavía hay quien, cuando muchos creen que no se puede hacer nada nuevo en Laponia, sacan cosas nuevas y sorprendentes. Ville es dueño y artífice del Arctic Snow Hotel a unos 30 minutos de Rovaniemi. Se trata del castillo de nieve más grande en la zona de Rovaniemi y, aunque cuenta con capilla, habitaciones de hotel y restaurante, lo que más llama la atención es su sauna de hielo.

Construyó su primera sauna de hielo en 2002, como algo divertido que sin duda forma parte de su pasión por experimentar con la nieve. Desde el año pasado, cuando construyó la primera para clientes, las comercializa. Este año ha construido dos y cualquiera puede disfrutar de esta singular experiencia mezcla de temperaturas extremas.

La sauna consta de una pequeña cavidad en el hielo con capacidad para unas 6 personas, un tablero de madera donde sentarse y una estufa de sauna.  Las dos saunas que ha construido este año cuentan con dos estufas diferentes: la primera es una estufa «aina valmi» o «siempre lista». Basta con abrir la tapa y lanzar agua. Una vez bajamos la tapa deja de calentar; la otra es una estufa tradicional de leña que lleva 20-30 minutos calentar. Esta se calienta fuera de la sauna y se mete dentro por un agujero trasero una vez está lista. De esta forma se minimiza el hielo derretido.

¿Y cómo nos damos una sauna en una sauna de hielo?

Cuando entramos en la sauna está está a unos -5 grados. Una vez preparados y sentados en el banco, se nos avisará que una vez lancemos agua sobre la estufa, se va a alcanzar tal nivel de humedad y se va a producir una niebla tan espesa que no vamos a ver en los próximos 5 minutos. Es importante conocer esta reacción para evitar sustos y estar preparados, pues esto no pasa en una sauna normal. Al momento alcanzaremos temperaturas entre 50º y 65º-70ºC.  ¡Es alucinante experimentar esto dentro del hielo!

Los muros tienen un grosor de 2 metros. Cada 15 minutos el hielo se derrite entre 0,5 y 1 cm y tenemos que hacer una pausa (si aguantamos los 15 minutos del tirón) y dejar que la sauna se enfríe (retirando la estufa). El tamaño de los muros hace que se puedan disfrutar muchísimas saunas (entre 20 y 70 usos según el tiempo que pasemos en la sauna). Dependerá de la popularidad de las mismas que aguanten toda la temporada o se derritan. Esto último no es un problema, pues nieve, en Laponia y en invierno, no le va a faltar a Ville para construir una nueva. En cualquier caso las dos saunas que tienen disponibles en estos momentos esperan que les aguanten hasta mediados de abril.

¿Buscas experiencias únicas cerca de Rovaniemi? seguramente no encuentres muchas saunas de hielo en España 🙂

Entradas relacionadas: Castillo de nieve de Kemi (2010), Castillos de nieve en Laponia, La sauna finlandesa: tipos de sauna