Reservaahora tu viaje

Hitler y el General finlandés Carl von-Mannerheim.

Hitler y el General finlandés Carl von-Mannerheim. 4 de junio de 1942 (foto:Wikipedia)

El motivo de la amistad con el ejercito nazi se origino durante la Segunda Guerra Mundial. El acuerdo entre Finlandia y Alemania para facilitar el paso de las tropas nazis incluyó la protección de 500 kilómetros de la frontera del territorio finlandes.

SOLOS CONTRA EL EJERCITO ROJO

Durante el año 1930 la Unión Soviética despertó sospechas y cierto temor en los finlandeses, pero afortunadamente los soviéticos no estaban en condiciones para iniciar una guerra.

En el pacto secreto entre Ribbentrop y Molotov, alemanes y soviéticos se dividieron Polonia, Finlandia y los países Bálticos. Después que el ejercito de Hitler invadiera Polonia, Stalin ordenaba el ataque a Finlandia sin previo aviso, sin una declaración de guerra (30 de noviembre de 1939).

Patrulla de esquiadores

Patrulla de esquiadores el 12 de enero de 1940 (foto:MuseoImperial de la guerra-Wikipedia)

La Guerra de Invierno duró hasta el 13 de marzo de 1940, cuando se firmó el Tratado de Paz de Moscú.

LUCHANDO AL LADO DE ALEMANIA

Poco más de una año después de la Guerra de Invierno, y a consecuencia de la invasión de las tropas nazis a la Unión Soviética de acuerdo con la Operación Barbarossa, la aviación soviética bombardeaba Finlandia, empezando así la llamada Guerra de Continuación y Finlandia volvía a la guerra aunque esta vez como compañero de Alemania.

Se desconoce con exactitud el numero total de tropas alemanas que se desplazadas a Laponia. Las cifras que detallo a continuación son aproximadas y pertenecen a una estimación que se hizo en el año 1942:

– 4.000 oficiales.

– 22.000 oficiales sin un cargo especifico.

– 113.000 soldados

– 21.000 SS

– 31.000 soldados de la fuerza aérea.

 

Mapas. Antes del conflicto y durante la Guerra de Continuación.

Mapas. Antes del conflicto y durante la Guerra de Continuación.

EL TIEMPO DE BABEL

Las autoridades de Laponia llamaron al mercado laboral «El tiempo de Babel» . Durante la Guerra de Continuación trabajar para los alemanes no fue algo exclusivo de alemanes y finlandeses, había de otros países: holandeses, estonios, suecos, noruegos, daneses, húngaros, belgas, rumanos, ingrios, ucranianos y incluso rusos.

Al parecer los alemanes se movían con mucho dinero, demasiado, y los finlandeses sospechaban que era falso.

Mucha gente pudo obtener beneficios extra gracias a la venta de pescado o realizando pequeños trabajos, desde lavar o reparar la ropa de los alemanes hasta el transporte de soldados o el trueque.

Entre los alemanes había una amplia variedad de oficios y habilidades que eran desconocidas entre los habitantes de zonas remotas de Laponia. En esa época doctores o veterinarios podían ser alemanes. Los alemanes realizaron un gran numero de instalaciones y reparaciones eléctricas como compensación de maquinas y herramientas para la agricultura.

Nazis interesados por los tipicos cuchillos finlandeses

Nazis interesados por los típicos cuchillos finlandeses (fotoArchivoMilitarFinlandia)

COMPARTIENDO SAUNA

Los finlandeses mostraron su hospitalidad invitándoles a la sauna, además en esos tiempos era de muy mala educación negarse a tal invitación.

Los alemanes poco a poco fueron entendiendo que la sauna no era peligrosa para la salud. Incluso sin entenderse por razón del idioma, gracias a las señas el coloquio estaba asegurado. Para los alemanes entrar en la sauna por primera vez fue siempre un notable acontecimiento.

ASPECTOS NEGATIVOS

A pesar del comercio y de la buena sintonia en general con los alemanes, hubo problemas, robos, accidentes y asesinatos.

PELEAS

El consumo de alcohol aumento entre los finlandeses y esto provoco peleas y alguna muerte. Los motivos de las peleas eran variados: celos, envidias, exceso de autoridad de los alemanes, etc, pero siempre la influencia del alcohol tuvo algo que ver.

ROBOS

Los alemanes por su parte cometieron algunos robos en granjas y casas particulares hurtando en la mayoría de casos objetos de utilidad y pocas veces dinero. En Rovaniemi se concentraron una buena cantidad de activos ladrones. Los robos que realizaron durante ese periodo se atribuyeron siempre a ladrones alemanes debido a la singular huella que dejaba la suela de sus botas

ACCIDENTES DE TRAFICO

Alrededor de cien civiles finlandeses murieron o fueron gravemente heridos en accidentes de trafico. También hubo muchos accidentes donde murieron animales domésticos.

Todos estos accidentes se ocasionaron debido a la inexperiencia de los alemanes y el exceso de trafico de las carreteras de Laponia. Aproximadamente la mitad de los accidentes sucedieron en los alrededores de Rovaniemi.

 

Visita de Hitler el dia 4 de junio de 1942.