Reservaahora tu viaje

Seleccionar página
El sexto presidente de Finlandia: Carl Gustaf Emil Mannerheim

El sexto presidente de Finlandia: Carl Gustaf Emil Mannerheim (foto:Wikipedia)

Después de que el día 6 de diciembre de 1917 el Parlamento de Finlandia declarase la Independencia, llegaron tiempos difíciles y duros a la vez. Posterior a esta declaración, a finales de enero del siguiente año, se desencadeno una corta y cruel guerra civil entre los Blancos (independentistas) y los Rojos (pro-rusos).

Entre los años 20 y principios de los 30, Finlandia vivió un periodo de mucha inestabilidad política hasta mediados/finales de 1930 donde la estabilidad y el crecimiento económico empezaron a fluir, hasta que en noviembre de 1939 (tres meses después del inicio de la Segunda Guerra Mundial) le ejercito ruso (al mando de Ióssif Stalin) invadió Finlandia, iniciando así un largo periodo de guerras para reconquistar el territorio que durante 108 años (1809-1917) perteneció a Rusia. La primera de las guerras que tuvieron lugar dentro del periodo de la Segunda Guerra Mundial fue la Guerra de Invierno, a la que le siguió la Guerra de Continuación y finalizo con la Guerra de Laponia. Después de tantas batallas, el ejercito de Stalin no consiguió apoderarse de Finlandia a excepción de tres porciones no muy grandes pero significativas: Karelia, Salla y Petsamo.

Un nido de ametralladora finlandés con soldados bien equipados durante la Guerra de Invierno

Un nido de ametralladora finlandés con soldados bien equipados durante la Guerra de Invierno (foto:Wikipedia)

UN LÍDER DESTACADO

Durante estos largos años de lucha destacó un líder, un militar que lucho con gran inteligencia en pro de la independencia de Finlandia y que finalmente llego a ser el sexto presidente de la República de Finlandia, su nombre: Carl Gustav Emil Mannerheim.

Carl Gustav Emil Mannerheim en el año 1918

Carl Gustav Emil Mannerheim en el año 1918 (foto:Wikipedia)

Mannerheim, en multiples ocasiones, a sido mencionado como el padre de la Finlandia actual. En el año 2004, 53 años después de su muerte, Mannerheim fue votado como el finlandés más ilustre de todos los tiempos.

UNA VIDA GUERRERA

Mannerheim empezó su carrera militar en el Ejercito Imperial Ruso, donde fue un destacado oficial. Una vez que el Parlamento finlandés proclamo la Independencia, no dudo en alistarse con el bando de los “Blancos” (Senado de Finlandia) de los cuales fue nombrado comandante.

Cuando estalló la Guerra de Invierno y el resto que siguieron durante la Segunda Guerra Mundial, Mannerheim fue el Comandante en jefe del ejercito de Finlandia. Al finalizar la guerra, en agosto de 1944 fue proclamado presidente de Finlandia, puesto que ocupó hasta su renuncia en marzo de 1946. Los motivos de tal renuncia fueron el hecho de creer que las tareas que se propuso habían terminado y su deteriorado estado de salud.

UNA VISITA INCOMODA

En junio del año 1942 Adolf Hitler decidió visitar a Mannerheim con motivo de su cumpleaños (75 años). Pero Mannerheim no quiso que esta fuera una visita oficial y se organizó un encuentro secreto en una vía de tren abandonada en el bosque de Imatra, en el sureste de Finlandia. Durante la visita, que duró unas 5 horas, se cuenta que Hitler tenia la intención de pedir a Mannerheim que su ejercito intensificase los ataques contra lo rusos, pero al parecer el nazi no concretó ninguna petición.

Mannerheim y Hitler

Mannerheim y Hitler (foto:Wikipedia)

RUMOR Y REALIDAD

Durante esta visita sucedieron dos anécdotas dignas de mencionar.

La primera trata de un ingeniero de radio que trabajaba en YLE (actualmente la cadena de radio y televisión más importante de Finlandia), el cual pudo grabar una conversación secreta de once minutos entre Mannerheim y Hitler. De hecho este ingeniero estaba allí para grabar el discurso oficial del cumpleaños de Mannerheim y aprovechando un descuido introdujo algunos micrófonos en los vagones de tren. Cuando los guarda-espaldas vieron los cables ordenaron al ingeniero finalizar la grabación. Lo curioso del caso es que YLE pudo guardar la grabación después de prometer que la guardarían en una caja sellada custodiada por el director de la oficina de censura del estado. Años después la cinta fue devuelta a YLE y hoy es la única grabación que se conoce donde se escucha a Hitler hablando en un tono coloquial.

La otra anécdota bien podría ser una leyenda urbana y dice que Mannerheim, en plena conversación con Hitler, encendió un cigarro y Hitler que no soportaba el humo del tabaco, continuó la conversación como si nada. En ese momento Mannerheim entendió que Hitler estaba en una posición inferior y pudo negarse a sacrificar parte del ejercito finlandés intensificando los ataques contra el ejercito ruso.

HERENCIA MANNERHEIM

En la actualidad el recuerdo del Barón Mannerheim permanece vivo en la historia de la Independencia de Finlandia. En el año 1960 Estados Unidos mostró su respeto hacia su persona mencionando a Mannerheim como el Liberador de Finlandia.

Su figura se ha reproducido en sellos, estatuas y una avenida en Helsinki (Mannerheimintie). El día 4 de junio, fecha del cumpleaños de Mannerheim, en Finlandia se celebra el Día de la Bandera en memoria de las Fuerzas de Defensa de Finlandia.

Sello de Mannerheim en 1941

Sello de Mannerheim en 1941 (foto:Wikipedia)

Mannerheim siempre se negó a participar en política, pero en los últimos años de su vida lo hizo como Presidente de la República (el sexto desde la declaración de Independencia), sin más pretensión que servir a su patria y sin motivos egoístas.

Personalmente, por todo lo que he leído, pienso que su mayor legado, aparte de liderar la defensa de Finlandia como una república independiente, fue mantener viva la raíz de la honradez, la lealtad y la dignidad que todavía hoy destaca en la sociedad finlandesa.