Reservaahora tu viaje

Seleccionar página
Safari en Saariselkä

Safari en Saariselkä (foto:LaplandSafaris)

Fue en el año 2007 cuando decidí venir a Laponia para empezar un nuevo trabajo. Experiencia con la moto de nieve tenia mucha, y la mejor y más lógica opción laboral era realizar excursiones con ella.

Algo que de inmediato me llamo la atención fue la utilización de la palabra safari para denominar las excursiones que se organizan en moto de nieve (incluso con trineo de huskys y renos).

Según la RAE, la palabra safari se refiere a: 1. expedición de caza mayor que se realiza en algunas regiones de África y 2. parque zoológico en cuyo recinto están los animales en libertad.

Calentando motores a punto para salir

Calentando motores a punto para salir (foto:LaplandSafaris)

Hoy el término safari, usado para denominar las excursiones organizadas por empresas de aventura, está bien arraigado en Laponia.

SAFARIS CON MOTO DE NIEVE

En Laponia existen bastantes empresas dedicadas a los safaris. Los safaris de moto de nieve atraen cada año a miles de personas que quieren vivir una experiencia única conduciendo uno de estos vehículos por los bosques, ríos y lagos helados que envuelven Finlandia. Los safaris más populares son los que duran entre 2 y 6 horas.

Saliendo de Rovaniemi por el río Ounasjoki

Saliendo de Rovaniemi por el río Ounasjoki (foto:LaplandSafaris)

SEGURIDAD LO PRIMERO

Conducir una moto de nieve es fácil, de hecho es muy fácil, pero, como cualquier otro vehículo, hacerlo bien y rápido no lo es. La mayoría de safaris que se ofrecen están pensados para toda la familia y están concebidos como una iniciación a la moto de nieve. Para las empresas de aventura, la seguridad es lo más importante y en ello se invierten horas de formación y reciclaje, se actualizan, si cabe, diferentes protocolos y se unifican criterios para actuar antes, durante y después de la actividad y en caso de accidente.

Carretera de moto de nieve

Carretera de moto de nieve (foto:AlexS.Casanovas)

Desgraciadamente accidentes con moto de nieve hay. Los accidentes que ocurren durante un safari, en su mayoría, son un error de la persona que conduce y aunque cada accidente es único, normalmente se debe a dos tipos de actitud. Por un lado están las personas que a los 10 minutos se confían excesivamente y por el otro las personas que tienen miedo.

Hay gente que piensa que ir en moto de nieve por Laponia es algo así como viajar por un mar plano, sin olas, a toda velocidad y sin encontrar jamás a nadie. Los espacios llanos como ríos y lagos helados invitan a dar gas, si, pero a veces esconden sorpresas desagradables que solo se pueden evitar conociendo el terreno o reduciendo la velocidad. Además, en Finlandia las motos de nieve solo pueden circular por las carreteras preparadas para tal uso y los que gustan de hacer free style o enduro, legalmente tienen que pedir un permiso. Es decir que, de la misma manera que hay señales de tráfico, podemos encontrar motos de nieve circulando en dirección contraria, y por estar en Laponia también, a veces, se pueden encontrar renos en medio de la carretera y alguien más…

Policía de tráfico

Policía de tráfico (foto:AlexS.Casanovas)

Por todo lo dicho anteriormente las motos de nieve circulan una detrás de otra, con una distancia de seguridad y sin adelantar. En general el inicio del safari se hace muy despacio y poco a poco, a medida que la gente va adaptándose al tacto del acelerador, entre otras cosas, se aumenta la velocidad progresivamente, según el criterio del guía y sin sobrepasar los limites de velocidad establecidos.

Renos en la carretera

Renos en la carretera (foto:AlexS.Casanovas)

Lo más importante es atender bien las instrucciones del guía y no olvidar que todo vehículo mecánico necesita de una adaptación, un aprendizaje y una perfección.

En cuanto a los niños, dependiendo de la edad, si no llegan a los reposa-pies de la moto de nieve tienen que ir sentados en un trineo que esta enganchado a la moto del guía. Los más pequeños pueden ir acompañados de algún familiar o persona adulta.

Aquí se puede ver el trineo donde van los niños

Aquí se puede ver el trineo donde van los niños (foto:LaplandSafaris)

SAFARIS EN GRUPOS

A menos que se reserve un servicio privado, cuando se hace la reserva, dependiendo de la fecha y el horario, el grupo de motos de nieve puede ser más o menos grande. Esto implica que se mezclen personas más o menos hábiles, lo que ocasiona que la velocidad del grupo quede limitada a la velocidad de la moto de nieve más lenta. Para solucionar este tema los guías tienen diferentes opciones dependiendo de lo grande que sea el grupo y de la cantidad de gente “lenta” y “rápida” que se encuentre en él, de manera que todos puedan disfrutar del recorrido. Lo importante es tener conciencia de que el grupo, por seguridad, tiene que estar relativamente unido y por esta razón se realizan paradas en diferentes puntos para reagrupar todas las motos.

Safari por el helado mar Báltico

Safari por el helado mar Báltico (foto:LaplandSafaris)

Por norma general, detrás de cada guía va un grupo de 5 motos. Según sea el terreno y la actividad a realizar esta norma puede cambiar, bien añadiendo una o dos motos mas, si el itinerario va todo por un río o bien añadiendo un guía cerrando el grupo. En los grupos muy grandes la distribución de los guías dependerá del criterio de los mismos según sea el grupo, la actividad a realizar o el itinerario a seguir.

SAFARIS DEPORTIVOS

Este tipo de safaris van dirigidos a las personas que quieren hacer una buena cantidad de kilómetros en varios días. En ningún caso hace falta tener experiencia, aunque es recomendable al menos realizar un safari de 2 horas previo.

Aprovechando el Sol

Aprovechando el Sol (foto:LaplandSafaris)

Mucha gente piensa que este tipo de safaris se hacen para ir rápido, pero no siempre es así. Para empezar hay que respetar la velocidad máxima del tramo por donde circulemos (max. 80 km/h en lagos) y el hecho de que la conducción de la moto de nieve, en algunos tramos, se parece más al enduro debido a lo bacheadas que están las carreteras. Hacer 150 kilómetros en moto de nieve, a buen ritmo, es un ejercicio activo para manos, brazos y piernas y este condicionante siempre limita la velocidad. Por supuesto hay tramos de todo tipo. Para los moteros y aventureros los safaris deportivos son los más aconsejables con diferencia. Se pueden escoger diferentes distancias y estilo de alojamiento, desde dormir con un saco de dormir en una cabaña a un hotel, pasando por albergues y hostales. Para gustos los colores.

Motos de nieve preparadas para un safari deportivo

Motos de nieve preparadas para un safari deportivo (foto:LaplandSafaris)