Reservaahora tu viaje

Seleccionar página

Gracias. Es lo primero que se nos ocurre a mi mujer y a mi. Gracias a Julián por ayudarnos a organizar este viaje de novios que ha sido el mejor que podíamos imaginar.

Tristemente sólo teníamos una semana de vacaciones para poder visitar Laponia, pero gracias a esta Web y al trabajo de Julián pudimos organizarnos y hacer todo lo que queríamos. Era nuestro viaje de novios, y al principio no teníamos un gran presupuesto para hacer frente al viaje, y debéis saber que Finlandia es caro (una pinta alrededor de 5€, aunque en Rovaniemi encontramos algo más largo de una caña por 2€) así que elegimos un hotel modesto, pero para nosotros suficiente ya que no pretendíamos pasar tiempo metidos en la habitación. Si no que queríamos ver las auroras… (os adelanto que tendremos que volver porque no ha habido manera).

Pues bien, seguiendo instrucciones de nuestro genial Julián, subimos hasta Ivalo en avión y cogimos un autobús público hasta Saariselka (9€xp). Al conductor le dijimos donde íbamos y nos dejó en la puerta del hotel. Llegamos un poco tarde y era domingo, así que a descansar, que al día siguiente comenzaba lo bueno.

El lunes cogimos Safari con Huskies durante 4 horas. Impresionante. Sin palabras. Los dos somos amantes de los perros y disfrutamos muchísimo. En la actividad, además, nos daban algo de comer (sopita local riquísima) así que disfrutando de los perros nos dió las 3 de la tarde. De ahí, empalmamos a las 18h con el safari de motos de nieve para encontrar las auroras boreales. Imposible. El tiempo no nos acompañó, así que no fue posible. Pero disfrutamos de una aventura de conducir motos de nieve por la noche, visitar un iglú, y tomar una salchicha caliente dentro del Iglú (no es una cena… es un snack pa pasar el frío).

Al día siguiente, otro poco más de moto de nieve para ir a pescar al lago… Ice fishing… pero ganaron los peces porque no cogimos nada. Aún así, el cambio, y conducir por el día las motos fue impresionante. Los paisajes de Saariselka son increíbles. La tarde la dejamos libre para conocer un poco del pueblito…

Hasta aquí, lo habíamos contratado todo con Julián. Y no hubo ni el más mínimo problema. Nos dijeron que nos recogerían a las 17:45, pues ahí estaba la furgo para recogernos con puntualidad alemana. Increíble. No teníamos que hacer nada. Habíamos hecho el pago a Julián (luego comprobamos allí que los precios son los mismos… no sé de qué vive este hombre) y todo estaba contratado y sin problemas. Tenían todos los datos, y nos despreocupamos de andar con dinero por allí… ya lo teníamos todo contratado. Increíble.

Al día siguiente nos fuimos a la pista local de patinaje, con unos patines alquilados, para hacer un poco el cabra. Y de ahí, nos dirigimos al Action Park, que no sé si Julián conoce, pero si tenéis algo de margen con el dinero, os recomiendo el conducir los Karts sobre la nieve. Fue increíble. Se nos fue la olla y cogimos también una vuelta con un piloto de rally. Caro. Pero mereció muchísimo la pena. Conducir por el hielo a esas velocidades creo que es algo que no vamos a olvidar ninguno de los dos (por cierto, en la recepción del circuito tienen una foto dedicada del colgado del Calleja, lo que te hace sentirte un poco más como en casa).

Alquilamos un coche el jueves y bajamos hasta Rovaniemi para quedarnos en el pueblecito de Santa Claus. Otra pasada si te gusta Papi noel y esas cosas.. La verdad es que las cabañas son increibles, con tu sauna propia, cocina… están chulísimas. Y de paso ves donde trabaja papa noel y te echas unas fotos con él.

El rompe-hielos. Gracias a Julián contratamos el viaje en rompehielos. También merece mucho la pena. Eramos los únicos españoles así que teníamos una guía (María, que vive en Kemi, desde donde sale el rompehielos) para nosotros solos. En Rovaniemi centro te recoge un autobus que te lleva al barco y te trae (por el camino visitas también un castillo de hielo, con el que no contábamos, pero mereció la pena también). No hay palabras para describir el barco. La comida, estaba bastante buena, y además, otra vez, como todo estaba pagado vía Julián, ningún problema, ni un nada… todo claro y sólo tienes que pensar en disfrutar.

Desde aquí se nos apagó un poco el viaje… unas compras por Rovaniemi, por la villa de santa claus… y a Helsinki. Ciudad normal… Creo que el problema es que veníamos de un sitio tan precioso que la capital se nos quedó tristona. Aún así usamos el domingo para conocer un poco la ciudad y tirar alguna foto. A media tarde cogimos el autobus de Finnair al aeropuerto que sale desde la estación de trenes (nuevamente comodidades para el turista… lo tienen bien pensado estos tíos…) por 6,20€xp

Y fin.. vuelta, tristemente a Madrid.

El frío… no es para tanto. Si sigues los consejos de este blog lo tienes hecho.

Para cualquier actividad, lo primero que hacen es darte lo que necesitas para no congelarte. Y funciona. Lo garantizamos. Además, nos dimos cuenta de que en un caso remoto de que te hubieras olvidado tu abrigo en España, hay muchos comercios que alquilan ropa de nieve para no morir. Botas, guantes, monos… (aunque no vayas a realizar actividades). Lo importante es seguir las normas del video de esta Web. Y acordarte de que si vas andando, el calor que genera tu cuerpo queda atrapado por la ropa de abrigo y estás fenomenal. Si fumas y te quedas quieto mucho tiempo es cuando empiezas a sentir el frío.

AH!!! olvidabamos la pista de trineo más larga de europa o del mundo (1.3Km) Increíble… pero hay que saber montar aunque sea un poco, porque nosotros, tanto tiempo tirados en la nieve… fue algo duro, pero divertido (también en Saariselka)

Lo importante, no tengáis miedo del frío. Si le pones remedios caseros y te mantienes en movimiento… todo está hecho.

El país es caro, pero darse un homenaje alguna vez, es muy sano.

La organización de esta Web es increíble, y no tenéis que tener miedo de nada. Lo organizan tan bien que sólo te dedicas a disfrutar.

Una vez más, gracias Julián por todo tu esfuerzo, la verdad es que nunca olvidaremos nuestro viaje de novios, y en gran parte se debe a tu ayuda. Así que, GRACIAS. A todos los que pensáis si ir o no a Laponia. Hay que ir. Hace frío. Pero hay que ir, de verdad, son paisajes inolvidables, frío que nunca vas a volver a sentir (luego presumes…. yo he estado fumando un cigarro a -26ºC, ahí, tranquilamente).

Para niños, por lo que veíamos, parece ideal. Tiene todo preparado para que puedas viajar con ellos. Y conocer a Santa Claus, por las caras de los pequeños asiáticos que inundaban el hotel… debe ser algo increíble.

Ah! alrededor del 85% de los turistas son asiáticos. Los finlandeses no gritan… siempre hablan bajito. El idioma no hay dios que lo entienda. Pero son encantadores… invertir una tarde tomando cervezas en un bar local, charlando con los que puedas es un plan muy divertido (aunque no todo el mundo habla inglés…) Nosotros lo hicimos un par de veces, y aunque tardes en comunicarte por que no hablen inglés… son gente muy acogedora.

Y que más… yo creo que es sufienciente. Gracias por ayudarnos a hacer de nuestro viaje de novios una gran aventura. Laponia mola. Y como no hemos visto las auroras boreales… en 10 añitos nos vemos por Saariselka otra vez… Un beso.

Por: Rodrigo Nuñez y Ana Barbón.
Calificación del viaje: 5/5.
Época: Invierno.
Tipo de viaje: Viaje de novios.
Destinos: Rovaniemi, Saariselkä Helsinki .
Tipo de estancia: Multiactividad.
Organizado por: El blog de Finlandia
Hotel : Kieppi Hotel Puntuación: 5/5.