Reservaahora tu viaje

 

Soldados y niña

Soldados y niña (foto:ArchivoMilitarFinlandia)

Trabajando como guía en el museo Arktikum me doy cuenta de la poca o nula información que tiene la gente en lo referente a la implicación que tuvo Finlandia durante la Segunda Guerra Mundial. Esta implicación tuvo tres periodos muy marcados: La Guerra de Invierno, la Guerra de Continuación y la Guerra de Laponia.

La evolución de los hechos dio como resultado el país que es hoy Finlandia, el precio fue alto pero los finlandeses lo recuerdan con humilde satisfacción debido a las múltiples desgracias que siempre acompañan a las guerras.

Para muchos la Segunda Guerra Mundial empezó con la Guerra Civil Española, donde los dictadores Hitler y Mussolini ensayaron parte del armamento que usarían durante el conflicto que se estaba organizando. En un momento de la historia Hitler y Stalin eran «buenos amigos» y sus intereses se unieron para continuar lo que muchos, con años de antelación, presagiaron. Ese pacto de no agresión fue firmado por el ministro de Asuntos Exteriores Joachin Von Ribbentrop y el homologo de Stalin: Vyacheslav Mikhaylovich Molotov el 24 de agosto de 1939.

Joachim von Ribbentrop y Vyacheslav Molotov

Joachim von Ribbentrop y Vyacheslav Molotov izquierda en Berlin 14 de noviembre de 1940 (foto:Bundesarchiv-Wikipedia)

Así pues cada uno con sus propios intereses, conscientes que ese pacto era papel mojado, decidieron que por una parte Hitler atacaría Polonia y por otra Stalin atacaría Finlandia. Por motivos que desconozco el ataque del ejercito soviético se a silenciado, todo el mundo sabe lo de Polonia, pero para multitud de personas el ataque de Finlandia es completamente desconocido y me pregunto porque. De hecho yo mismo ignoraba esta faceta de la Segunda Guerra Mundial antes de vivir aquí.

De este modo dos meses después de la invasión de Polonia, el 30 de noviembre de 1939 el ejercito soviético invadía Finlandia, dando inicio a la llamada Guerra de Invierno. El episodio que iban a vivir ambos bandos seria corto pero intenso. A pesar de que los rusos superaban en tres veces más a los finlandeses y a pesar de las numerosas bajas que estos sufrieron, el ejercito finlandés masacro al ejercito soviético. Movidos por el patriotismo, hábiles en el esquí, bien abrigados y alimentados y con ropa de camuflaje los finlandeses forzaron la retirada de las maltrechas tropas de Stalin.

Una vez las tropas de Hitler ocuparon Polonia el pacto con Stalin empezó a deteriorarse hasta que el 22 de junio de 1941 los nazis invadieron la Unión Soviética (operación Barbarossa). Al mismo tiempo el 25 de junio de 1941 las tropas de Stalin atacaron otra vez Finlandia iniciando la Guerra de Continuación que se alargo casi hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Durante este periodo de guerra el ejercito de la Alemania nazi ayudó a Finlandia.

PACTO ALEMANIA – FINLANDIA

Para coordinar la Operación Barbarossa los alemanes decidieron invitar a algunos oficiales finlandeses. El encuentro se realizo en Salzburgo y Berlin durante los días 25 y 28 de mayo de 1941. Entre los acuerdos pactados el ejercito alemán tenia que hacerse cargo de los 500 kilómetros de frontera que ocupa la región de Laponia con la Unión Soviética.

Fiesta organizada por los nazis para los niños

Fiesta organizada por los nazis para los niños (foto:ArchivoMilitarFinlandia)

LAS TROPAS ALEMANAS SON LOS HUÉSPEDES DE UN PAÍS CORDIAL…

«La apariencia y el comportamiento tienen que estar de acuerdo con este principio» (Orden del día numero 1. 18 de junio de 1941. Expedida en nombre del jefe del Estado Mayor de la Wehrmacht en Noruega).

En septiembre de 1940 Finlandia y Suecia firmaron un acuerdo para permitir el paso desde Noruega de las tropas alemanas y su material. El resultado de este acuerdo fue que tanto las carreteras como los trenes se llenaron de soldados alemanes dirigiéndose a sus destinos y los pueblos y ciudades del norte de Finlandia se convirtieron, para muchos, en su residencia.

Soldados finlandeses, nazis y civiles en Rovaniemi

Soldados finlandeses, nazis y civiles en Rovaniemi (fotoArchivoMilitarFinlandia)

De esta manera y durante los años de la guerra se establecieron contactos y amistades entre finlandeses y alemanes. A partir del año 1941 los militares de ambos países empezaron a colaborar entre si. Durante este tiempo la administración civil siempre estuvo gobernada por los finlandeses, así que se puede afirmar que Laponia jamas fue ocupada por los alemanes.

FIN DE LA AMISTAD

Las buenas relaciones con la Alemania nazi se terminaron en septiembre de 1944, cuando Finlandia firmo una tregua con la Unión Soviética donde se concretaba la retirada de las tropas alemanas. Este acuerdo con los rusos motivo la Guerra de Laponia que se inició el 28 de septiembre y terminó el 27 de abril de 1945.

Los alemanes, en retirada hacia Noruega fueron destruyendo todo lo que encontraban a su paso. La población civil fue evacuada con anterioridad al inicio de esta guerra y cuando regresaron, en 1945, encontraron sus hogares destruidos.

La ciudad de Rovaniemi fue destruida en su totalidad.

Rovaniemi el dia 17 de octubre de 1944

Calles Rovakatu/Hallituskatu en Rovaniemi el día 17 de octubre de 1944 (foto:SA-kuva)