Reservaahora tu viaje

Seleccionar página
Lumilinna-Kemi-Finland

Castillo de Nieve en Kemi. KemiTourist Ltd, foto T.Laapotti.

Cuando me dijerón visitar Lumi Linna (el Castillo de Nieve de Kemi), jamás me hubiera imaginado que pudieran existir construcciones de tal estilo. Cierto que ya sabía de los iglús de los esquimales, pero la idea de construir un castillo, simplemente no se me había pasado por la cabeza, así que la propuesta me pareció genial, hasta tal punto que el viaje hacia Kemi, a 100 kilometros de Rovaniemi, se me hizo larguísimo.

Tal era mi curiosidad por ver esta construcción que las dudas se apoderaban de mi y no paraba de preguntar, a quienes ya lo conocian, sobre los detalles de tal extraordinario edificio. Cuando llegamos, la primera impresión fue sorprendente. Había ya oscurecido y el castillo se encontraba completamente iluminado. Si ésta es una construcción curiosa, con luces queda espectacular. Era un auténtico castillo, con sus torres y almenas… se me antojaba como aquellos castillos que de niños construiamos en la arena.

La diferencia la marcaba el ambiente invernal que se envolvía en la oscuridad, rota por los innumerables focos que la apuntaban desde lugares estratégicos para resaltar su belleza. Atravesar la puerta fue como abrir la primera página de un cuento. No tenía ni idea de lo que me iba a encontrar, pues la mayoría de mis preguntas tan solo fueron respondidas con un: ya lo verás cuando lleguemos.

 

Kemi - Castillo de Hielo, año 2013

Castillo de Hielo en el año 2103. KemiTourist Ltd, foto T.Laapotti.

El castillo es el resultado de la imaginación, el diseño y el trabajo de algunas decenas de artistas. Gente que trabaja durante jornadas larguísimas para terminar cuanto antes el castillo. Esto es debido al corto periodo de tiempo que este tipo de construcciones pueden estar operativas. A diferencia de lo que muchos piensan, aquí el invierno de verdad sólo dura cuatro meses y esto obliga a que una vez la temperatura llega al punto adecuado hay que empezar rápido para terminar cuanto antes y así poder abrir las puertas en el menor tiempo posible.

 

Escultura y grabado.

Escultura en hielo y grabado en nieve. KemiTourist Ltd, foto T.Laapotti.

 

Cumpleaños feliz

El próximo invierno se celebra el 20 aniversario del Castillo de Hielo de Kemi. El primer castillo fue construido en el año 1996 y desde entonces puntual a su cita, año tras año, el castillo a sido para todos los que lo han visitado, una experiencia inolvidable. Cada año el diseño, las escultura y decoración son diferentes y todas responden a un tema en concreto.

El próximo invierno, con motivo del 20º aniversario el tema será “The way of Finland” que podemos traducir como “El estilo de Finlandia” y este tema se verá representado en forma de esculturas y grabados en su restaurante y las habitaciones del hotel. Lumi Linna abrirá sus puertas el próximo 24 de enero de 2015.

La ceremonia de apertura empezará a las 18:00 horas. Anterior a la apertura y desde el día 19 de diciembre de 2014, el ayuntamiento de Kemi acogerá una exposición conmemorativa. Historia, fotos, objetos y artículos, así como el desarrollo de las técnicas utilizadas para la construcción y el sistema de luces.

Feliz Cumpleaños!!

 

Castillo de Hielo, Kemi, Finlandia

Restaurante, foto Wikipedia.

 

Historia

El primer Castillo de Nieve en Kemi, construido en 1996, fue concebido como un regalo de UNICEF y la ciudad de Kemi para todos los niños del mundo. La idea estaba destinada para los niños que jamás habían visto la nieve o disfrutado de ella. En datos técnicos este primer castillo ocupo un area de 13.500 m²  y para su construcción se usarón 30.000 m³ de nieve.

Sus muros sumarón un total de 1.100 metros de longitud y recibió la visita de 273.000 personas. Ese año el Castillo de Nieve de Kemi paso a formar parte del libro Guiness de records. A partir de ahí el castillo ha ido variando sus medidas y el volumen de nieve utilizada, pero su esencia, estilo y objetivo se han mantenido desde entonces.

 

Entrada Castillo de Hielo. KemiTourism Ltd, foto T.Laapotti.

 

Técnica de construcción

Para construir tal mole de nieve y hielo, aparte de temperaturas bajo cero, se necesita mucha nieve y mucho hielo… Pero de manera natural no hay. Las precipitaciones no son tan abundantes, así pues hay que fabricar la nieve y el hielo. Para eso se necesita agua, mucha agua. El castillo esta situado a orillas del mar Báltico y de aquí es de donde se extrae el agua. El agua es salada pero debido a la gran cantidad de ríos que desembocan en el Bàltico, la latitud donde se encuentra y la estrecha salida que tiene al océano la salinidad es muy baja y esto favorece su congelación. Como en invierno este mar se congela (ver rompehielos Sampo), el hielo se perfora y con grandes mangueras acopladas a máquinas de hacer nieve, exactamente las mismas que utilizan las estaciones de esquí, tan solo hacen falta temperaturas bajo cero para ponerlas a funcionas y obtener la cantidad necesaria de nieve.

Para contruir bloques de hielo, tipo cúbito, se utilizan moldes metálicos que se llenan de agua y una vez congelada se desmontan los moldes y ya tenemos el bloque para construir, montar o esculpir. La nieve depositada por las maquinas de nieve se recoge con grandes palas mecánicas y se introduce en unos moldes enormes. La nieve se compacta en estos moldes hasta crear piezas que a modo de puzzle servirán para montar el castillo.

Para las cúpulas o domos, se utiliza la arquitectura hinchable. Estas construcciones, una vez hinchadas se van mojando exteriormente con agua, es decir, un operario o varios van regando en intervalos dando tiempo a que entre riego y riego el agua se congele, de esta manera cuando se obtien un buen espesor se deshincha la arquitectura hinchable y ya está. Como dato puntualizar que la diferencia entre la base del domo y su punto más alto es muy grande, mientras en su base se puede acumular un espesor de 1 metro de hielo o mas, en su parte superior con 5 centimetros es suficiente para darle consistencia. Evidentemente la temperatura es el secreto de tal consistencia.

¿ Y que pasa cuando la temperatura sube ?… A medida que pasa el invierno y la temperatura aumenta, este tipo de construcciones no se destruye fácilmente, sino que va encogiendo, se reduce el volumen, la altura de sus techos disminuye pero a la vez se compacta. Así que jamás se nos caería una pared encima. Obvio que a mayor temperatura las paredes van fundiendo en su exterior y van adelgazando y poco a poco el complejo va desapareciendo.

Servicios

Los servicios que podemos encontrar en el Castillo de Nieve de Kemi son múltiples y variados. Desde una visita hasta pasar una noche en su hotel o cenar en su restaurante, las actividades son diversas. La temperatura dentro del castillo, siempre bajo cero (-3ºC aprox.) se mantiene apenas inalterable sin que la temperatura exterior influya en ello. Es decir que aunque la temperatura exterior pueda descender a -20ºC o más, su interior siempre se mantiene igual.

Para los niños que pasan por aquí lo mas importante son los toboganes. ¿ Acaso hay algo mejor que deslizarse por un tobogan a toda velocidad ?… Bueno, tal vez algunos niños prefieran tirarse bolas de nieve, hacer esculturas, reir con los payasos, sorprenderse con los magos o jugar con las mascotas del castillo… O tal vez cada actividad tiene su momento o todo a la vez mejor. Por suerte para muchos padres el castillo tiene un horario y esta es la mejor excusa para desenganchar a los niños de tan divertidas actividades.

 

Habitacion de matrimonio en hotel Castillo de Hielo - Kemi.

Habitacion de matrimonio. KemiTourism Ltd, foto T.Laapotti.

Hotel

Como en cualquier otro hotel, en el Castillo de Hielo de Kemi podemos encontrar diferentes categorías de habitaciones. La primera impresión es pensar en el frío que vamos a pasar si dormimos aquí. Pero nada mas lejos de la realidad pues, aunque las camas son de hielo, los colchones están aislados con materiales térmicos y recubiertos con piel de reno. Además, para pasar la noche confortablemente el hotel nos suministra potentes sacos de dormir que nos ayudarán a sumergirnos en nuestros sueños a pesar de la temperatura bajo cero.

 

Habitación familiar. Castillo de Hielo - Kemi - Finlandia

Habitación familiar. Kemitourism Ltd, foto T.Laapotti.

El único inconveniente de este tipo de hoteles es que las habitaciones no tienen lavabo. Como es de entender, es imposible añadir servicios en las habitaciones. Entonces en caso de necesidad hay que vestirse para dirigirse a los baños (en edificio anexo). Cierto que ésto puede resultar una incomodidad, pero es un pequeño detalle que no altera la superexperiencia de pasar una noche en una habitación de hielo decorada con grabados y esculturas maravillosas.

 

Restaurante de hielo en Castillo - Kemi

Restaurante de hielo. Kemi Ltd, foto T.Laapotti.

Restaurante

Uno no para de sorprenderse con el estilo de las habitaciones y decoración de sus salas y pasillos. ¿ Y que mejor que disfrutar de una sopa, cocido o cualquiera de los sabores típicos finlandeses en un espacio de hielo decorado cálidamente ?… Comer en el restaurante de hielo es otra de esas experiencias que nunca se olvidan.

Las mesas son de hielo he incluso los asientos, pero estos están protegidos con piel de reno. La temperatura interior se mantiene bajo cero (-3ºC aprox.) pero la comida se conserva caliente ya que está servida con platos bien protegidos que retienen la temperatura. En un ambiente así deleitar una sopa de salmón ahumado o un filete de reno con salsa de arándanos rojos tiene un encanto especial.

 

Capilla en 2014

Capilla en 2014, foto Wikipedia.

Capilla

No todo el mundo se casa en una capilla de hielo, inlcuso también hay padres que han decidido bautizar a sus hijos en este tipo de capillas. El diseño puede resultar sencillo, sobrio y básico pero este espacio está pensado para poder albergar ceremonias de todo tipo de religiones y creencias. Tan sólo se ultiman los detalles una vez conocida la religión de las personas que van a celebrar su boda, bautizo o misa.

 

Angry Birds en el Castillo de Hielo - Kemi

Angry Birds en el Castillo de Hielo. KemiTourism Ltd, foto T.Laapotti.

 

Siempre singular, único

Cada año el diseño de la planta del Castillo de Nieve es diferente, la decoración, las esculturas, el bar, el restaurante, la capilla, el parque de atracciones. Todo, todo es nuevo. Tan sólo el espíritu de ocio y fiesta, de expresión artística y de diseño innovador prevalece. A final de temporada el castillo se transforma, de sólido a líquido y sus gotas saladas regresan al mar Báltico y esperan, al ritmo de las olas, hasta el próximo invierno, para poder transformarse en ese castillo de nieve parecido al que alguna vez moldeamos en nuestra imaginación.