Reservaahora tu viaje

Seleccionar página
Carretera en invierno.

Carretera en invierno en Laponia (foto:VisitFinland).

 

Son las 7:30. Me despierto con pereza… y así, con los ojos medio abiertos, caminando despacio y desorientado, me dirijo a la ventana de mi habitación donde en su exterior tengo un termómetro. Estamos a -10ºC , no hay nieve pero el ambiente en la calle se siente helado. Los coches aparcados y llenos de escarcha transmiten esa sensación. La carretera, aparentemente seca, seguro también tiene esa escarcha. Tengo que darme prisa, hoy toca visitas y esto significa usar el coche.

NEUMÁTICOS DE INVIERNO ESPECIALES EN LAPONIA

Aunque en Finlandia el uso obligatorio de neumáticos de invierno empieza en Diciembre, aquí en Laponia hay gente que ya hace un mes que  los usa. La fuerte nevada que tuvimos a finales de septiembre fue el detonante para que muchos decidieran realizar el cambio, sobre todo los que viven fuera de la ciudad y el acceso a sus casas pasa por una pista forestal. Ahora en estas fechas ya todos tenemos esos neumáticos instalados en nuestros coches.

En pleno invierno las carreteras, aunque limpias, están con unos centímetros de nieve dura, pisada. Los neumáticos de invierno son muy fiables, tan solo hay que conducir con la misma precaución que tenemos cuando el asfalto esta mojado, y es posible circular a 100 km/h con seguridad. Tan solo hay que tener la prudencia de anticipar la frenada.

 

Neumaticos de invierno.

Neumáticos de invierno para turismos sin clavos y con clavos (foto:Nokiantyres).

 

Por mi trabajo, a veces me toca ir al aeropuerto a recoger a los turistas recién llegados, una vez todos en el coche me gusta acelerar fuerte hasta llegar a la velocidad máxima permitida. En esos momentos, siempre, se hace un silencio, y pasan unos segundos hasta que alguien pregunta algo así como: ¿llevan algo estos neumáticos? Es una pregunta clásica, es normal, pues sorprende a cualquiera que no este familiarizado con este ambiente. Pronto los recién llegados se acostumbrarán al ver que todos los coches circulan igual.

 

EDUCACIÓN, LA BASE.

Cuando llegué a Rovaniemi algo que llamó profundamente mi atención fue la educación y el civismo que mostraban los conductores al circular por el centro de la ciudad. Van despacio, se paran y dan paso a los peatones en pasajes sin semáforo, no tocan el claxon. En la carretera su educación es similar: respetan la velocidad máxima y la distancia entre vehículos. Los finlandeses conducen bien, aunque por supuesto siempre es mejorable. Según datos de la Agencia de Seguridad y Transporte (Trafi) en 2103 murieron 250 personas en accidentes de trafico.

Para conseguir este bajo índice de siniestralidad es imprescindible la educación vial. Evidentemente las autoescuelas tienen gran parte de la responsabilidad. El curso para el carné de clase B consta de 19 horas de teórica, 18 de practica con coche en la calle, 1 hora de simulador conducción nocturna y 1 hora de practica en circuito cerrado. Este curso cuesta 1.400 euros.

Simulador practicas condución nocturna

Simulador de autoescuela para practicas de conducción.

Hay un detalle que puntualizar: en Finlandia el problema del alcoholismo es bastante acentuado, aunque en los últimos años a descendido un poco. Pero complace ver que los finlandeses cuando salen de fiesta y saben que van a beber dejan el coche en casa y utilizan el transporte público. Es muy corriente esta actitud.

 

CONDUCE Y DISFRUTA

Por todos es conocida la gran afición que tienen los finlandeses a los deportes del motor. Aquí se practican todas las modalidades, incluso algunas importadas de Estados Unidos como son las carreras de aceleración. Pero aparte de la Formula 1, MotoGP y  Enduro (una modalidad con unos cuantos finlandeses campeones del mundo), el Rally se lleva la palma. Son muchos los aficionados que lo practican y muchos más que siguen el Campeonato del Mundo de Rally y por supuesto a los pilotos finlandeses, siempre entre la elite mundial.

En Laponia también es posible realizar cursos de conducción deportiva en invierno, aprender las técnicas básicas para controlar el derrape y otros muchos secretos más. Conducir un coche de rally o un kart en pista de hielo y competir con tus amigos o compañeros de viaje es una actividad fácil y muy divertida, con unos niveles de seguridad muy altos. Además también se puede disfrutar de una vuelta a toda velocidad como copiloto. Esta actividad realizada con un piloto profesional activa la hormona de la adrenalina y asegura unos minutos de máxima emoción. ¿Vamos?…

 

Copiloto de rally.

Experiencia de copiloto con piloto profesional.