Reservaahora tu viaje

Seleccionar página

La gente de la oficina de Turismo de Finlandia, conocida como Visit Finland, nos acerca en este vídeo al galés Andy Keen. El mismo nos cuenta en el vídeo que con 21 años se despertó con el cuerpo paralizado. Según parece y por lo que cuentan en la página original de la noticia (en inglés), por algún tipo de enfermedad neuronal. Tardó un año en recuperarse y tuvo que aprender a andar de nuevo.

¿Viajas a Rovaniemi y quieres recibir alertas en tu teléfono móvil cuando se produzca una aurora boreal?  Echa un vistazo a este enlace sobre Alertas de Auroras Boreales.

Cuatro años después volvió a sufrir de lo mismo y, como dice en el vídeo, sobrevivió y empezó a ver la vida con otros ojos.

Andy Keen, cazador de auoras boreales, Ivalo, Laponia, Finlandia

Andy Keen, cazador de auoras boreales, Ivalo, Laponia, Finlandia

Cazador de auoras boreales

Hace cuatro años, Andy se encontraba viendo en la tele un documental  en la BBC sobre auroras boreales que acabaría por cambiarle la vida. El cocumental le impresionó tanto que decidió que lo que quería era perseguir auroas boreales, fotografiarlas y disfrutar de su mágia. Buscó en el mapa una zona en el planeta donde hubiera muchas posibilidades de que estas se formases durante las noches oscuras.

Y fue así como en el año 2009 acabó viviendo en Ivalo, al norte de Laponia Finlandesa.

¿Viajas a Rovaniemi y quieres recibir alertas en tu teléfono móvil cuando se produzca una aurora boreal?  Echa un vistazo a este enlace sobre Alertas de Auroras Boreales.

Parece ser, y también citando la página original de la noticia, que fue llegar y en su primera noche en Laponia tuvo la suerte de ver su primera aurora boreal.

Desde encontes ha pasado al menos 5000 horas debajo de las auoras boreales.

Conozco a muchos extranjeros que, como Andy o como yo, han acabado viviendo en estas latitudes al Norte del  Europa. Pero desde luego, no conozco a nadie con la motivación de Andy: convertirse en cazador de auroras boreales. A Andy no tengo el gusto de conocerle, aunque espero coincidir con él en mis visitas a Ivalo.

Si conozco otros cazadores de auoras, algunos finlandeses y otros extranjeros. Tal vez sería buena idea empezar a entrevistarles, compartiendo sus mejores fotos y consejos sobre cómo cazar las auroras boreales… Ya veremos si quieren compartir sus secretos!