Reservaahora tu viaje

Seleccionar página

Increíble. La verdad que no tengo palabras para describir lo vivido este fin de semana. Hace un año mi buen amigo Àlex Simón, un experto conocedor de las regiones árticas y antárticas del planeta, se puso manos a la obra para organizar la que iba a ser la primera ultramaratón invernal en Europa: la Rovaniemi150. En ella, los competidores tendrían que recorrer o bien a pie o a bien en bici 150 km cruzando ríos y lagos congelados, algunas carreteras secundarias y muchos tramos de puro bosque.

Para prepararla se abrieron y marcaron pistas con ayuda de motos de nieve y raquetas. Hace dos semanas, con temperaturas de hasta -35ºC se trabajaba a contrarreloj para tener todo preparado… y en un momento dado, todo estaba listo, con la pista bien pisada y preparada para que aquellos que participaban en bici volasen por los bosques de Laponia.

Pero el azar hizo que la meteo cambiase, y una semana antes de la carrera las temperaturas subieron y nevó cada día. Por más que la organización se empeñó en compactar la ruta fue una tarea imposible.

Con esto, el sábado por la mañana se daban cita en la salida los 14 corredores llegados desde España, Italia, Inglaterra, Escocia y Bélgica. 4 en bici, 1 pareja en tandem y el resto a pie. Todos han de cargar un equipo obligatorio de supervivencia (sacos de dormir para condiciones de frío extremo, comida para un día, agua, frontal y pilas y algunas otras cosas) y están obligados a llegar con él a meta.

Se dio la salida y juntos emprendieron la marcha por el río Ounasjoki hasta el primero de los 7 check points por los que tenían que pasar y firmar. Las condiciones, como aseguraban algunos participantes con experiencia en otras carreras de este tipo en Alaska y Canadá, fueron las más duras que habían encontrado hasta entonces. Y no por el intenso frío, que no hubo, sino por el viento y la nieve.

Llegados al bosque las bicis no pudieron pedalear y los ciclistas tenían que empujar sus bicis (especiales y de ruedas gordas) a través de un paquete de nieve que en ocasiones les hundían hasta la rodilla.

Los ganadores junto Àlex Simón, el organizador de la prueba: de izq. a dcha Martín Campoy, Àlex, Elias Van Hoeydonk y John Ross

Los ganadores junto Àlex Simón, el organizador de la prueba: de izq. a dcha Martín Campoy, Àlex, Elias Van Hoeydonk y John Ross

Elias Van Hoeydonck, el belga ganador de la Rovaniemi150

Elias Van Hoeydonck, el belga ganador de la Rovaniemi150

John Ross, segundo clasificado en la Rovaniemi150. Escocés.

John Ross, segundo clasificado en la Rovaniemi150. Escocés.

Martín Campoy, argentino afincado en España. Tercer clasificado de la Rovaniemi150

Martín Campoy, argentino afincado en España. Tercer clasificado de la Rovaniemi150

Tan duro fue que muy pocos pudieron acabar la carrera. De los 14 participantes, sólo tres llegaron a la meta. El resto fueron dejando la carrera en diferentes puntos del recorrido. Y lo completaron, como veréis más abajo, en mucho menos del tiempo límite establecido, que eran 39h.

RESULTS 2012
1st Elias Van Hoeydonck Belgium Bike 31 h. 45 min.
2nd John Ross Scotland Bike 31 h. 55 min.
3rd  Martin Campoy Argentina/Spain Bike 32 h. 20 min.

 

Podéis ver el resto de participantes aquí.

Para mi ha sido increíble poder formar parte de la organización y conocer a toda esta gente, con una voluntad de hierro y una motivación sin límites por hacer lo que les gusta. Ya tengo ganas de que llegue la segunda edición el año que viene.

Y si queréis de disfrutar de más fotos (y más que vendrán en los próximos días) echad un vistazo a la página de Facebook de la Rovaniemi150.