Reservaahora tu viaje

Seleccionar página

En octubre del año pasado hablábamos de la experiencia del Sampo, el rompehielos que navega por las aguas congeladas del Báltico. Entonces presentamos el crucero tal cual es, 4 horas con salida desde el puerto de Ajos en la ciudad de Kemi.

En esta ocasión llegamos a Kemi desde Rovaniemi y, en lugar de seguir rumbo al mencionado puerto, nos dirigimos a una oficina de safaris donde recogemos el casco y el pasamontañas. En nuestro caso venimos con el resto de equipación (mono, botas, guantes, etc) desde Rovaniemi.

Un breve paseo hasta la orilla del Báltico, donde nos encontraremos las motos de nieve ya esperando sobre el mar helado. El guía nos explica las normas de seguridad y estamos listos para partir.

Conducir por el mar helado es diferente a hacerlo por bosques, ríos o lagos. Por momentos te sientes muy pequeñito perdido en la inmensidad de un desierto blanco salpicado a ratos por islas blancas. Es importante seguir al guía para evitar problemas. El viento hace que las placas del mar se muevan y choquen contra la costa. La fuerte presión que ejerce hace que estas se rompan y se levanten grandes bloques de hielo. Estos bloques semi-enterrados bajo la nieve pueden suponer un peligro si enganchamos los esquí de la moto de nieve sobre alguno de sus vértices.

En algunas zonas encontramos agua sobre el hielo. Es agua que se filtra desde el mar por fisuras abiertas en el hielo.

Existen diferentes programas cuando se va al encuentro del rompehielos Sampo en moto de nieve. En nuestro caso visitamos una cabaña de madera en una de las islas y disfrutamos de un café calentito. A continuación seguimos hasta una granja de renos donde hicimos un pequeño recorrido en trineo tirado por uno de estos animales, y disfrutamos de un sandwich en una kota, la cabaña típica de los samis.

Una variante a este programa es la de hacer una parada en el mar para ver pescadores pescando con red en el hielo. En otras ocasiones he disfrutado de este espectáculo tan tradicional y me ha encantado.

Pero sin duda, lo más espectacular de todo es parar las motos en el mar y ver como un gigante como el Sampo viene a buscarte a mitad de ningún sitio, rompiendo hielo hasta llegar a ti. La gente desde el barco mira curiosa la llegada en moto de nieve de nuevos pasajeros. Se baja la rampa de acceso y ¡bienvenidos a bordo!

El programa dentro del barco no lo describiremos con detalle porque ya lo hicimos en el anterior blog sobre el Sampo. En cualquier caso consiste en una explicación del barco, la posibilidad de visitarlo en su totalidad (puente de mandos, sala de máquinas, etc), comida y, por supuesto, baño en las gélidas aguas del mar.

Tras el baño, vuelta a las motos de nieve y desde allí a Kemi sobre las mismas. En esta ocasión visitamos el castillo de hielo, que aun estaba en construcción. Su inauguración será en unos días, y a ella le dedicaremos una entrada en este blog.

Para más información podéis echar un vistazo en nuestra web hermana Rompehielossampo.com. Allí encontraréis información sobre programas y precios, además de poder reservar.

¿Has vivido esta experiencia? ¿Qué te pareció? ¿Te gustaría probarlo?

Post relacionados con el Sampo: Rompehielos Sampo, crucero invernal por el Báltico.

Post relacionados con actividades en Laponia: Actividades invernales en Laponia, Cómo conducir una moto de nieve, El pueblo de Papá Noel,Cómo vestirse para Laponia

Videos relacionados: Aprende a conducir una moto de nieve (5 min)