Reservaahora tu viaje

Con el invierno a la vuelta de la esquina, toca seguir hablando de actividades. Alguien me comentaba que sacase una entrada sobre renos, así que aquí va.

Los excursiones en trineos de renos son tal vez la forma más romántica y tradicional de adentrarse en los bosques de Laponia. Pensad que los samis cuando fueron nómadas (algunas comunidades en Noruega y la Península de Kola, en Rusia, aun lo son) viajaban en trineos de renos durante sus desplazamientos.  Pensad además  en que el único sonido que vais a oír durante el safari de renos van a ser el de los esquíes del trineos deslizándose sobre la nieve. Para mí, estos son los dos grandes alicientes de esta actividad.

El ritmo del reno es el más tranquilo,  al contrario que las motos o los vivarachos huskys. Es un safari ideal para la familia.  En un trineo pueden viajar, normalmente, dos adultos y un niño pequeño. Si sois una familia de 4 ó más miembros lo más probable es que os dividan en dos trineos.

Según el tipo de safari puede que los renos vayan atados al trineo que les precede, en forma de caravana. En este caso, común en los safaris más largos, el reno de atrás puede que venga a saludarnos poniéndose en paralelo a nuestro trineo e incluso metiendo su cabezón dentro. No os asustéis… la cosa queda en unas risas y una foto de primer plano de la cabeza del animal.

Como seguridad os diría que preguntéis siempre al pastor si se puede tocar el reno antes de hacerlo por propia iniciativa. Y si podéis tocarle, aseguraros de que el animal os ve antes de acariciarle. Tocarle el lomo, y nunca tratéis de tocarle los cuernos o la cabeza. No les gusta y en un movimiento para esquivaros podría haceros daño. Ah! Y cuando viajéis en el trineo recordad que tanto las manos como piernas deben ir siempre dentro.

TIPOS DE SAFARIS DE RENOS

Vuelta de 500-700m: En este caso seguramente “conduzcáis” el trineo vosotros mismos, sujetando la cuerda que hace de freno o acelerador del animal. Normalmente se combina o bien con una vuelta mayor en moto de nieve o con otras actividades. Es la vuelta más básica y en ella te da tiempo a coger el feeling del trineo y hacerte alguna foto (para que nadie diga que estuviste en Laponia y no montaste en reno)

Safari de 3h: Es un safari de mayor duración. En total estás con el reno unas dos horas incluyendo una parada con café o zumo de bayas caliente y unas pastas. Durante la parada, que puede hacerse en mitad del bosque o en la misma granja de renos, los pastores nos contarán todo tipo de curiosidades sobre el cuidado y la cría de estos animales. Los renos suelen ir enganchados al trineo que les precede.

Safari nocturno: Es parecido al safari de 3h, con la salvedad de que se hace de noche con la intención de ver una aurora boreal. Esto último no se puede garantizar, pues es un fenómeno natural de difícil predicción.

Safari de dos o más días: No son los más normales y se venden bajo petición. Es para los más románticos, nostálgicos de los viejos tiempos. Suelen salir caros y en todos mis años trabajando en esto, sólo lo vendimos una vez para 4 simpáticas señoras que querían celebrar la jubilación de una de ellas de esta original forma: eran 2 españolas y 2 belgas… las recuerdo con cariño.

Post relacionados: Safaris de huskys, Cómo conducir una moto de nieve, Cómo viajar con niños en moto de nieve, Rompehielos Sampo, Acitividades invernales en Laponia.